Ads 468x60px

6 de enero de 2014

¿Compramos lo que necesitamos?


La sociedad en la que nos ha tocado vivir está repleta de artilugios y gadgets tecnológicos, la mayoría de las personas adultas no saben utilizar un ordenador, un teléfono móvil o incluso no saben qué es eso de Internet, sin embargo las nuevas generaciones no se imaginan vivir sin conectarse diariamente a Internet o sin poder enviar un Whatsapp desde su smartphone.

Se puede decir que estamos ante una sociedad dependiente de la tecnología, somos adictos a la tecnología y adictos a estar interconectados, por ello compramos productos tecnológicos como reproductores MP4, cámaras de fotos, teléfonos móviles o portátiles, muchas veces sin sentido y sin analizar si realmente necesitamos estos artículos.

En estas fechas de Reyes, un cumpleaños o cualquier evento en el que tenemos que realizar un regalo, muchas veces vamos a las grandes superficies y acabamos comprando un netbook, tablet, televisor o cualquier cosa que esté de “moda”. Todas estas compras, ya sean caprichos o compras compulsivas, están cambiando la sociedad actual y esto se puede ver en los últimos estudios del Instituto Nacional de Estadística en el que se indica que el 68% de los hogares españoles dispone de conexión a Internet y el número de abonados sigue incrementando, esta situación está fomentando que las noches las dediquemos a revisar el correo electrónico y a las redes sociales, haciendo que la televisión tradicional esté perdiendo audiencia.

Está claro que el producto estrella es el smartphone, la mayoría de las personas tiene uno aunque no utilicen ni el 2% de sus funcionalidades. Cuando se abarataron los portátiles en poco tiempo había más portátiles que ordenadores de sobremesa, ahora con los smartphone ha pasado lo mismo, podemos decir que en la actualidad hay más smartphone que portátiles, y en los años venideros habrá más tablets que smartphone. Parece que los productos tecnológicos son atractivos y fáciles de vender, y las grandes multinacionales dirigen nuestra atención según les conviene.

Algunas recomendaciones para no comprar artilugios innecesarios son las siguientes:
  • Analiza con detenimiento lo que vas a comprar, puede que no lo necesites o que alguno de los productos que ya tienes posee las mismas funcionalidades.
  • Controla los gastos, y compara productos y ofertas con otros fabricantes.
  • Es importante autocontrolarse y no comprar porque el producto esté de moda.
  • Evita las tentaciones intentando permanecer lo menos posible en la sección de tecnología de los grandes almacenes.
En definitiva, no caigamos en la atracción de estos productos por muy impresionantes que parezcan, ya que los fabricantes no pararán de desarrollar nuevos dispositivos electrónicos que luego tendremos que guardar en un cajón por la obsolescencia programada, sino ya mismo estaremos todos con las gafas de Google (Google Glass) al estilo Matrix.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares