Ads 468x60px

31 de marzo de 2014

¿Descansas lo suficiente?


Según la RAE descansar es “Cesar en el trabajo, reparar las fuerzas con la quietud”. Muchas veces hemos escuchado que deberíamos dormir 8 horas para descansar adecuadamente, que no deberíamos conducir más de dos horas seguidas, que los autobuses y camiones tienen un dispositivo llamado tacógrafo para obligar a los conductores a parar y descansar o incluso que los pilotos de vuelo tienen que descansar un número de horas antes de pilotar el siguiente avión, todo ello por la gran responsabilidad que tienen entre sus manos. Sin embargo, nunca he escuchado ni leído en las buenas prácticas de TI sobre la importancia de descansar para desempeñar adecuadamente una intervención que consista en un cambio o incidencia sobre la infraestructura de TI.

Aún recuerdo a un amigo que se dedicaba a resolver incidencias de Digital+ que estaba siempre de un lado para otro con el coche, montándose en los tejados para ajustar las antenas y un día me dijo “que suerte tienes de estar en una oficina porque yo acabo todos los días agotadísimo” y cuando le comenté que yo también tenía días en los que acababa muy cansado no se lo creía, al poco tiempo mi amigo comenzó a trabajar de administrativo y me dio la razón, él pudo comprobar que el trabajo que exige esfuerzo físico es agotador pero que el trabajo que requiere concentración también fatiga.

Cuando se produce una incidencia grave o vamos a realizar un cambio importante sobre las infraestructura de TI, no descansar adecuadamente puede producir falta de concentración y fatiga, que si le sumamos la necesidad de viajar, comer deprisa, la incomodidad del CPD con pasillos estrechos, ruido, aire, frío, calor, etc puede desencadenar que en lugar de resolver el problema lo agravemos aplicando configuraciones erróneas, desconectando y conectando cables equivocadamente o incluso no entendiendo el comportamiento de los sistemas, todo ello provocando nerviosismo si los servicios no están disponibles y la organización está perdiendo dinero y credibilidad.

Bajo condiciones normales donde el personal asignado a la intervención ha planificado y redactado el procedimiento de intervención, se ha documentado con el mayor detalle posible el procedimiento de cambio, se ha entendido los posibles problemas que pueden surgir y se han realizado todas las pruebas posibles en el entorno de laboratorio, aún así la intervención se encargará de darnos sorpresas porque aunque intentemos llevarlo todo planificado siempre puede fallar algún elemento de manera imprevista o podemos olvidar algún detalle. En el caso que la intervención no se ajuste a la planificación, surjan problemas, crezca el nerviosismo y se sobrepase la ventana de cambio, o simplemente el hecho de intentar optimizar configuraciones no planificadas, puede llegar a agotar al personal siendo necesario sustituirlo o parar la intervención durante unos minutos para desconectar y volver con ideas nuevas. En cualquiera de los caso el trabajo en equipo y un buen entendimiento entre todos ellos es necesario para el éxito del cambio.

Además si estamos hablando de incidencias o problemas de seguridad es de vital importancia disponer de sistemas de alertas y monitorización que se encarguen de avisarnos ante cualquier problema sospechoso, ya que los malos no se cansarán de intentar reventar nuestras barreras de seguridad. Nosotros solo somos humanos y necesitamos confiar en nuestros sistemas de seguridad si queremos irnos a descansar todos los días tranquilamente a casa.

Os dejo que aunque lo publique mañana, hoy es Domingo y me toca descansar.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares