Ads 468x60px

24 de septiembre de 2012

Disaster Recovery Plan

 
Los famosos huracanes Katrina (2005) e Isaac (2012) de EEUU, el terremoto de Haití en 2010, el accidente nuclear Fukushima en 2011 debido a un terremoto y tsunami, o el terremoto sufrido por Lorca en 2011 son algunos de los ejemplos de desastres naturales que ha sufrido el planeta en los últimos años, estos acontecimientos nos deberían hacer pensar qué métodos y procedimientos tendrían que seguir los países, empresas y familias en el caso de que nos veamos inmersos en uno de ellos.

Me ha llamado la atención cómo el presidente Barack Obama ha proclamado el mes de Septiembre como el “Mes Nacional de Preparación” para que todos los ciudadanos sean conscientes de la necesidad de disponer de un Plan de Preparación ante Desastres, no sólo dirigido a las empresas y grandes organizaciones sino también a todas las familias de EEUU, donde desde la Cruz Roja Americana se proporciona mucha información y aplicaciones móviles a las familias para desarrollar un Plan de Recuperación ante Desastres.

Tras leer estas noticias, donde se indica que sólo el 60% de las familias estadounidenses afirman que para ellos es muy importante prepararse para enfrentar posibles desastres naturales, me surge la duda de qué porcentaje aplicaría en España, ya que la mayoría de las empresas no disponen de Planes de Contingencia perfectamente definidos y revisados para posteriormente poder dar Continuidad a sus Negocios, y ni que decir el porcentaje que aplicaría a las familias ya que este sería cero o próximo a cero. Es cierto que la probabilidad de desastres naturales en España es menor que en EEUU pero eso no debería influir a la hora de desarrollar el Plan de Recuperación ante Desastres ya que aunque la probabilidad sea menor, debemos estar preparados para lo peor.

Las fases a seguir para desarrollar un Plan de Recuperación ante Desastres podrían ser:
  • Definir los procesos y servicios críticos de la organización.
  • Definir la criticidad de los servicios.
  • Definir cuánto tiempo puede estar la organización sin el servicio.
  • Realizar un inventario de los activos relacionados con los servicios y evaluar la criticidad para cada servicio y proceso.
  • Realizar el análisis de riesgos de los activos.
  • Desarrollar la estrategia de recuperación.
Una vez definidas cada una de estas fases, sería necesario definir las actividades a seguir y los responsables de su ejecución, siempre teniendo en cuenta la recuperación de los procesos más críticos primero, y no olvidar nunca realizar un Análisis de Impacto tras un desastre para mejorar el Plan de Recuperación ante Desastres.

Por tanto, es muy útil y recomendable que toda organización disponga de un Plan de Recuperación ante Desastres, que este a su vez suele estar dentro del Plan de Continuidad del Negocio, así que obteniendo certificaciones como ISO 27001 para las empresas privadas o cumpliendo el Esquema Nacional de Seguridad en las Administraciones Públicas, garantizaremos que los servicios están preparados para posibles desastres.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares